aire de familia

El archivo es una recolección de sucesos o si se quiere una colección de eventos. Su función es la de salvaguardar lo acontecido y de proveerlo con un sentido, de proteger el pasado y de hacerlo legible en el presente. A través de textos, imágenes, souvenirs y fragmentos rescatados, un archivo va construyendo la red de asociaciones y relaciones que sostienen ya sea un hecho histórico, la existencia de una persona o una saga familiar. Finalmente, de lo que hablamos al hablar de archivo es de la memorabilia de la vida.

¿Cómo representamos estéticamente a la familia, ese aire que persigue a todo individuo y que permea cada aspecto de nuestras vidas? ¿Qué función desempeña el álbum fotográfico en la sobrevivencia y transmisión de la misma? ¿Por qué y cómo, en este sentido, creamos historias personales a través de fotografías anónimas? ¿Qué sucede cuando la literatura ficcionaliza la propia familia?  ¿Es la fotografía el medio por excelencia donde la familia cobra literalmente vida de nuevo? ¿O lo son las películas filmadas en el jardín o en la sala familiar? ¿Los retratos familiares que permean a lo largo de la historia de las artes visuales aún son capaces de decirnos algo? ¿Cuál es el peso de los textos (cartas, diarios) en la construcción de una narrativa familiar?

Estas preguntas nos mueven a desarrollar si bien no respuestas definitivas, sí tentativas para arrojar luz sobre las maneras en cómo representamos, leemos, registramos, coleccionamos, protegemos y transmitimos la historia de nuestras familias y de nosotros mismos. (Ir a blog galería portátil)

Horacio Berra